¿Qué es el Jivamukti Yoga?

09-10-2019

En este artículo, me gustaría hablarte sobre Jivamukti yoga, un estilo de yoga dinámico y muy espiritual que descubrí en Nueva York y en el que me formé hace un tiempo.

Como profesora siento que es importante perfeccionar y profundizar constantemente un aspecto de la práctica o de la enseñanza del yoga. Por ello, decidí hacer el Teacher Training de la clase Spiritual Warrior de Jivamukti Yoga junto a 23 yogis de toda Europa, en la sede oficial Jivamukti de Barcelona que tengo cerca de casa y donde voy regularmente a practicar.

significado de jivamukti yoga

Me gusta esta práctica de yoga por ser muy completa. Inspirada en el ashtanga yoga de Pattabhi Jois, te permite aunar un ritmo dinámico de vinyasa yoga junto a un ritmo marcado de las respiraciones, lo cual te ayuda a entrar de manera más profunda en cada postura de yoga. A su vez, el Dharma talk, charla filosófica que se da en las clases abiertas, también te ayuda a tener más consciencia de las intenciones de tu práctica.

Origen del Jivamukti yoga

El método Jivamukti Yoga fue creado por los norteamericanos Sharon Gannon y David Life en Nueva York en los años 80. Desde entonces, han ido creciendo. A día de hoy, han logrado crear una escuela de Yoga conocida en todo el mundo que recupera las escrituras sagradas de la filosofía del yoga, el canto devocional y la práctica de asanas como base fundacional de su estilo.

Sus influencias para crear el método Jivamukti Yoga han sido diferentes profesores y linajes con los que han aprendido en su propio camino yogui.

Uno de los referentes de Sharon Gannon y David Life es el conocido profesor de Yoga y creador del método Ashtanga, Sri K. Pattabhi Jois. Con él aprendieron Ashtanga Yoga y las bases para la práctica de Asana.

Otro referente es Swami Nirmalananda, su primer gurú. Nirmalananda era un swami que practicaba ahimsa, mauna (silencio), anarquista, vegano y fue quien les enseñó el trabajo por la paz en el mundo.

Si te apetece profundizar más sobre los orígenes del Jivamukti Yoga te recomiendo leer el libro Jivamukti Yoga: Practices for Liberating Body and Soul de Sharon Gannon y David Life.

Significado de jivamukti yoga

Jivamukti significa “liberación en vida” y viene de los conceptos en sánscrito “JIVA“, que significa alma individual y “MUKTI“, que significa liberación. Su objetivo es describir un estado de iluminación o realización de dios.

Características del método jivamukti yoga

El método Jivamukti Yoga se basa en las antiguas tradiciones y se fundamenta en cinco pilares/conceptos:

  • Ahimsa: La no-violencia, que abarca cómo nos alimentamos hasta cómo nos vinculamos con el mundo. Pensar sin violencia, hablar sin violencia y actuar sin violencia. Además, significa trabajar para crear un ambiente que asegure la no violencia en todas nuestras interacciones con el mundo, respetando también los derechos de los animales.
  • Bhakti: Devoción. Presente en la intención y el objetivo final de la práctica de yoga, el canto de mantras y en la idea de elevar nuestros actos y práctica con un propósito desinteresado.
  • Shastra: Estudio de las sagradas escrituras, como los Yoga Sutras de Patanjali o la Bhagavad Gita.
  • Nada: Sonido. La música, el profesor guiando, el sonido de la respiración ujjayi, el OM para comenzar la clase. La práctica de Nada Yoga como parte esencial de una clase de yoga y como vehículo para aprender a escuchar el sonido de Anahata, el chakra del corazón.
  • Dharana: Meditación.

VER CLASES EN XLY STUDIO

Spiritual warrior de jivamukti

En Jivamukti yoga Spiritual Warrior (Guerrero Espiritual) es, por un lado, una persona que día a día trabaja para superar los obstáculos que encuentra en su vida cotidiana, para llegar así a samadhi (iluminación espiritual). Y por otro, se trata de una secuencia completa de 60 minutos que a través de la repetición de esta misma secuencia de asanas de forma disciplinada, te ayuda a superarte en la práctica y avanzar en el camino espiritual.

Haber hecho el Teacher Training de la clase Spiritual Warrior de Jivamukti yoga, me ha permitido aprender con más profundidad la alineación básica de este estilo, así como su filosofía, historia y propósito.

Aprendimos también la esencia de Vinyasa, con origen en el hatha yoga, dónde el movimiento se combina con la respiración y sus 5 componentes esenciales:

  • Intención.
  • Respiración ujjayi.
  • Movimiento.
  • Mulabandha.

Esta práctica también te permite profundizar en el bhakti yoga. Comenzando con el mantra Lokah Samastah Sukhino Bhavantu. Un mantra emblema que tiene su propia traducción: “Que todos los seres, en todas partes, sean libres y felices; que las palabras y acciones de mi propia vida contribuyan de alguna manera a la libertad y felicidad de todos“.

En esta clase dirigida por Rebeca Recatero, cantamos juntas este mantra antes de una clase de jivamukti yoga.

VER CLASE EN XLY STUDIO

En su filosofía es primordial el uso del canto en sánscrito y las escrituras sagradas, ya que consideran que desde allí nos llega toda la sabiduría del Yoga. Por eso, en las clases de Jivamukti yoga se hace hincapié en la pronunciación correcta de esta palabras y se usan como herramienta.

También es muy importante la meditación. A través de esta práctica nos acercamos a moksha o mukti, liberación. Y se tiene muy en cuenta la mirada en un punto fijo o drishti para ayudar a nuestra concentración.

Algo muy característico también del método Jivamukti Yoga son los “yoga assists“, ajustes o asistencias físicas del profesor al alumno.

Asanas principales de jivamukti

A continuación me gustaría señalarte las principales asanas del Jivamukti Yoga para que te vayas familiarizando.

  • Virabhandrasana I (Guerrero I)

Los atributos físicos del guerrero son la obertura del corazón y la elevación del espíritu. De pie desde la postura de la montaña, lleva el pie izquierdo hacia atrás y rota los dedos de los pies 45 grados hacia fuera. Mantén las caderas y el torso hacia delante y dobla la rodilla derecha para dejar el muslo lo más paralelo al suelo que puedas con la rodilla en línea sobre el tobillo derecho. Inhala y lleva los brazos hacia arriba con las palmas de las manos en paralelo o juntas en posición de oración. Sostén la postura varias respiraciones. Esta asana trabaja la fuerza y el equilibrio de las piernas a la vez que estira el tronco y los brazos. Nos conecta con la tierra a través de las plantas de los pies bien anclados al suelo y con el cielo a través de la punta de los dedos de las manos.  Debes trabajar ambos lados. Se trata de una asana que genera confianza, energía, estabilidad física y emocional. Es una asana esencial en Jivamukti Yoga.

Colócate boca abajo y, con las palmas de las manos apoyadas a los lados del tórax, al exhalar levanta el cuerpo del suelo estirando los brazos y llevando los isquiones hacia arriba y atrás, manteniendo las piernas abiertas a la altura de las caderas y los pies en el suelo. No hundas la espalda, mantén los hombros hacia atrás abriendo el pecho y alejando los hombros de las orejas. Mantén esta postura entre 5 y 10 respiraciones.

Abriendo las piernas algo más que el ancho de las caderas, ve bajando las caderas al suelo manteniendo la espalda recta y la mirada al frente. Pon las palmas de las manos juntas en forma de oración y delante de tu pecho y presiona los codos contra las rodillas para aumentar la apertura de las caderas. Mantén la columna estirada a la vez que los hombros están relajados y alejados de tus orejas. Mantén esta asana entre 5 y 10 respiraciones.

  • Purvottanasana (La mesa)

Sentado en el suelo con los pies apoyados y separados a lo ancho de las caderas, coloca las manos detrás con los dedos apuntando hacia los pies. Inhala y al exhalar eleva el tronco mirando de proyectar la pelvis hacia arriba. Si no tienes problemas de cervicales deja caer la cabeza atrás. Mantén la postura entre 5 y 10 respiraciones.

  • Dhanurasana (arco)

Con la edad tenemos la tendencia a redondear la espalda y cerrar el pecho. Por eso, la apertura de pecho de esta postura tiene un efecto rejuvenecedor.

Túmbate boca abajo con los brazos junto al tronco y la frente apoyada en el suelo. Inspira, dobla las piernas hacia arriba y sujeta firmemente los tobillos con las manos. Puedes sujetarte los pies si no llegas a los tobillos. Inspira y levanta al mismo tiempo la cabeza, pecho y muslos del suelo. Respira profundamente. Haz unas 5 respiraciones y al exhalar la última suelta las piernas y descansa las extremidades y el cuerpo en el suelo.

  • Ardha Matsyendrasana (media torsión de columna)

Sentado en el suelo con las piernas extendidas, comienza por doblar la pierna derecha. Crúzala por encima de la otra y apoya la planta del pie en el suelo cerca de la rodilla izquierda. Ahora flexiona también la pierna izquierda, y lleva el pie cerca de la cadera derecha. La cara exterior de la pierna queda apoyada en el suelo. Asegúrate de que las dos nalgas, o mejor, los dos isquiones, están apoyados en el suelo, para asegurar la verticalidad de la columna. Toma una inhalación y estírate hacia el cielo, como si quisieras crecer unos centímetros. Al exhalar, comienza a girar hacia la derecha. La torsión debe comenzar abajo, en el sacro, para ir alcanzando progresivamente todas las vértebras de la columna de manera lenta y suave. Apoya la mano derecha en el suelo, por detrás de ti. Lleva el brazo izquierdo al otro lado de la rodilla derecha. Deberás pasar el brazo por encima de la rodilla y después estirarlo para coger el pie derecho con la mano izquierda. Ahora levanta la mano derecha del suelo y dobla el codo para rodear la cintura por detrás con tu brazo. La cabeza también gira, llevando la mirada lejos por detrás de ti. Mantén la postura durante un minuto aproximadamente haciendo respiraciones abdominales y lentas para intensificar el masaje abdominal. Deshaz la postura lentamente y repite hacia el otro lado.

Algunos de los beneficios de las torsiones son una mejor nutrición de los discos intervertebrales, una mejora de la circulación de los órganos internos y de la digestión.

  • Salamba Sirsasana (postura sobre la cabeza)

Arrodíllate en el suelo. Apoya los antebrazos y junta las manos entrelazando los dedos. Los codos deben quedar separados por la misma distancia que existe entre tus hombros. Tus brazos deben formar una base de forma triangular. Asegúrate de que esté completamente apoyada en la esterilla. Apoya la coronilla de tu cabeza, utilizando las manos como contención. Los brazos deberían soportar más peso que la cabeza. Con una inhalación, levanta las rodillas del suelo y camina para acercar los pies al cuerpo, formando una “V” invertida. Es importante estirar bien el torso para que el peso no colapse los hombros y el cuello. Con una exhalación, eleva las piernas y estiralas como si quisieras tocar el techo con las puntas de tus dedos.

Con esta postura invertimos el flujo del prana ofreciéndonos un punto de vista diferente y conduciendonos a la autorrealización.

  • Savasana

Esta relajación activa que hacemos al final, nos permite integrar la práctica realizada. El cuerpo debe permanecer quieto y en silencio.  Tumbados en el suelo con la cabeza hacia arriba, estiramos y separamos piernas a lo ancho de las caderas, estiramos brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba y mantenemos los ojos cerrados. Permanecemos así, completamente relajados, mientras la mente está presente y consciente.

Clases online de jivamukti yoga

Dado el interés que me genera este estilo de yoga en  XLY Studio he puesto a tu disposición diferentes niveles de práctica de Jivamukti con profesoras especializadas en este estilo de yoga.

Jivamukti yoga para principiantes

Si quieres iniciarte, te propongo la serie de Iniciación al Jivamukti Yoga con Olga Oskorbina en mi plataforma XLY Studio.

VER CLASE EN XLY STUDIO

Jivamukti yoga en directo

Así mismo, para aquellos que ya conocéis la práctica de Jivamukti Yoga tenéis cada martes clases de nivel intermedio/avanzado con Rebeca Recatero en XLY Studio

New call-to-action

Espero que disfrutéis de este estilo de yoga dinámico y espiritual tanto como yo.

Namasté

 

Xuan Lan

¡Compártelo en tus redes!
SocialMediaIcon SocialMediaIcon