Sirsasana o la postura de parada de cabeza

20-05-2020

En sánscrito sirsa significa “cabeza” y asana “postura”. Así que Sirsasana significa “postura de la parada de cabeza”. 

Sirsasana impresiona, como todas las posturas invertidas. No estamos acostumbrados a apoyarnos sobre la cabeza ni a buscar el equilibrio del revés, y además nos da miedo caer y hacernos daño en las cervicales. Es totalmente normal que te sientas así. La postura de la parada de cabeza mal ejecutada puede ser peligrosa. Pero realizada con control y siguiendo las instrucciones de tu profesor o profesora es una asana de yoga segura. Por eso, hay que seguir la metodología para entrar en la postura, mantenerla y salir de ella. 

Como Sirsasana es una asana estéticamente bonita, en redes sociales verás muchas fotos de ella. La postura de la parada de cabeza es un reto para conocerte mejor y salir de tu zona de confort. Y, para ello, debes ir a tu ritmo. No tengas prisa, el yoga es un camino largo y disfrutar del proceso lo hace muy bonito. Recuerda que es importante preguntarte cuál es el sentido de tu práctica, más allá de los motivos superficiales. Si te apetece saber más sobre este tema, te recomiendo que leas este otro artículo en el que hablo sobre la motivación

Las asanas son herramientas de autoconocimiento para mejorar la salud física y mental. Son solo uno de los ocho pilares de los Yoga sutras de Patanjali, un sistema que hoy conocemos como Ashtanga yoga. Puedes encontrar más información sobre los ocho pilares en Studio online y en la introducción ampliada de las últimas ediciones de mi libro Mi diario de yoga

Beneficios de Sirsasana

Sirsasana tiene beneficios mentales, espirituales y físicos. La postura de la parada de cabeza facilita que llegue más sangre oxigenada al cerebro. Por eso fomenta la concentración y la memoria. Esta postura de yoga ayuda a equilibrar el chakra Sahasrara, que se encuentra arriba del todo de la cabeza y es el chakra de la espiritualidad. Además, como Sirsasana es una asana que tardamos tiempo en conseguir realizar, es buena para ganar confianza en nosotros mismos.

Los beneficios físicos son varios:

  • Mejora el equilibrio
  • Ayuda a tonificar la espalda y a aliviar el dolor lumbar
  • Como la respiración se vuelve más profunda tiene un efecto calmante sobre el cuerpo.
  • Estimula la circulación, ya que la sangre llega más fácilmente al corazón
  • Una mejor circulación favorece el equilibrio hormonal, porque irriga las glándulas endocrinas

Sirsasana, además, tiene los beneficios de las posturas de yoga invertidas, es decir, aquellas en que el corazón queda por encima de la cabeza. Uno de ellos es que puede cambiar nuestra perspectiva de las cosas. Tienes más información en este artículo sobre las posturas invertidas y en el capítulo 19 de Mi diario de yoga.

 

Trucos y consejos para hacer la postura paso a paso

Sirsasana es una asana básica de Hatha yoga que requiere práctica y sobre todo la ayuda de un profesor para aprender paso a paso cómo entrar y subir. No se trata de lanzar las piernas hacia la pared. No estamos haciendo acrobacias ni gimnasia. 

Antes de atreverte con la parada de la cabeza te recomiendo que practiques regularmente Shishulasana o la postura del delfín, que es como la postura del perro, pero en lugar de apoyarte con las manos te apoyas con los antebrazos. Esto te servirá para trabajar los brazos y el abdomen, que deben estar fuertes para practicar Sirsasana.

Así se practica Sirsasana paso a paso:

  1. Nos ponemos de rodillas sobre la esterilla y nos agarramos los codos con la mano contraria para saber a qué distancia tienen que estar nuestros antebrazos. Apoyamos los antebrazos en el suelo formamos un triángulo con los codos y entrelazamos los dedos de las manos en forma de copa.
  2. Apoyamos la cabeza en el suelo en el lugar donde se encuentran nuestras manos y nos sujetamos la parte de atrás de la cabeza con las manos, que siguen entrelazadas.
  3. Levantamos las rodillas del suelo, estiramos las piernas como en un perro boca abajo  y caminamos lentamente hacia el frente, hasta alinear el tronco con la cabeza.Recuerda mantener los hombros lejos de la orejas para no colapsar las cervicales.
  4. Si te sientes cómodo quédate con una pierna estirada y eleva la otra pierna ahora flexionada. Si tienes estabilidad prueba a separar los dos pies del suelo manteniendo las rodillas flexionadas primero con los talones cerca de glúteos, activa bien tu centro  y eleva las rodillas hasta que queden alineadas con las cadera. Una vez hemos logrado el equilibrio, ya podemos estirar las piernas. No tengas prisa en hacerlo, es importante controlar primero la postura con las piernas flexionadas antes de extenderlas.

Lo más importante de la postura de la parada de cabeza es alejar los hombros de las orejas para proteger las cervicales. Tienes que notar la mayoría del peso en los antebrazos y poco peso en la cabeza.

Si practicas yoga para principiantes, puedes empezar a hacer Sirsasana contra la pared. No se trata de apoyar las piernas en la pared, sino de tenerla cerca por si acaso. Recuerdo que lanzar los pies arriba contra la pared no es el objetivo.

Otra opción es practicar en la arena. Allí no tendrás miedo de caerte. Solo las gaviotas se reirán de ti. ☺ 

 

Contraindicaciones de Sirsasana

Antes de practicar Sirsasana, debes consultar con tu profesor o profesora si tienes contracturas o lesiones en las cervicales, glaucoma, problemas cardíacos o la presión alta o baja. No es recomendable hacer esta asana si te duele la cabeza o durante los primeros días del ciclo menstrual. 

Variantes de Sirsasana

Parivritta eka pada sirsasana

Parivritta eka pada sirsasana

Parivritta eka pada sirsasana. Imagen de mi libro «Yoga para mi bienestar«.

En sánscrito, parivritta significa “torcer”, eka “una” y pada “pierna”. Así que esta es la postura de la parada de cabeza con una pierna torcida. Es importante que no la hagas hasta que estés estable en Sirsasana. Esta variante facilita la digestión y te ayuda a tonificar las rodillas y a trabajar los abdominales.

Salamba padma sirsasana

Esta postura recibe varios nombres y significa “postura de loto invertida”. Se trata de hacer Sirsasana y, una vez estés estable, cruzar las piernas en la postura de loto.

Una vez tengas dominada sirsasana, puedes experimentar con otras asanas más avanzadas. Te propongo estas que explico en el artículo posiciones de yoga difíciles.

Practica la parada de cabeza

Si ya llevas un tiempo practicando y quieres introducir las invertidas en tu práctica, puedes hacerlo con este “Yoga detox para un cuerpo más sano”. Una secuencia dinámica que se compone sobre todo de torsiones y posturas invertidas que te ayudará a activar tu metabolismo. Está disponible en mi canal de Youtube.

 

Otro video donde explico cómo practicar Sirsasana es el capítulo 7 de mi serie Ashtanga yoga paso a paso, que puedes encontrar en Studio Online. El objetivo de esta serie es que aprendas Ashtanga yoga desde casa, con autopráctica, para que puedas disfrutar de cualquier clase dirigida.

serie ashtanga yoga

Serie de 8 episodios para conocer las posturas de ashtanga yoga y poder realizar tu autopráctica. Contenido exclusivo de Studio Online

¡Te deseo una buena práctica!

Post actualizado el 6 de agosto 2020.

¡Compártelo en tus redes!
SocialMediaIcon SocialMediaIcon