Handstand: un equilibrio de brazos invertido

26-11-2021

Cuando llevas tiempo practicando yoga, te das cuenta de que hay posturas que van a suponer un reto para ti. El día que finalmente consigues hacerlas te sientes muy bien y te invaden todo tipo de emociones. Es posible que creas que ese día es especial. Quizás tengas ganas de compartir tu logro y de hacerte una foto para que tus contactos la vean.

El handstand es una de esas posturas avanzadas que son difíciles de conseguir y que quedan bien en una foto. En sánscrito, esta asana se llama Adho mukha vrksasana. Adho significa “hacia abajo”, mukha significa “boca” o “cara”, vrksa significa “árbol” y asana significa “postura”. Así que el significado literal en sánscrito de Adho mukha vrksasana es “postura del árbol boca abajo”, pero la mayoría de gente la llama la parada de manos, la postura del pino o, sencillamente, handstand.

Cuando consigas hacer la postura invertida avanzada del handstand, recuerda no dejarte llevar por el ego. Lo importante del yoga no es conseguir objetivos difíciles, sino tener un compromiso con tu rutina. No practicamos yoga para hacer una postura concreta, sino para ir en una dirección.

Si quieres aprender los fundamentos de las invertidas avanzadas, prueba la Serie Invertidas Avanzadas de Rebeca Recatero en XLY Studio, donde aprenderás los fundamentos de Pincha mayurasana y Handstand.

serie invertidas avanzadas

Beneficios del handstand

Algunos de los beneficios del handstand o la postura del pino son los siguientes:

  • Fortalece la espalda y los abdominales, donde están los músculos que se mantienen en tensión para conseguir el equilibrio.
  • Proporciona flexibilidad a la columna vertebral y la espalda.
  • Mejora el sentido del equilibrio.
  • Fortalece brazos y piernas.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Contribuye al equilibrio hormonal, ya que el flujo de sangre llega a las glándulas endocrinas.
  • Ayuda a reducir el estrés, ya que permite que la respiración se vuelva más pausada y profunda.
  • Como todas las invertidas, te permite ver el mundo desde otra perspectiva y facilita la concentración.

En este post te hablo de 11 posturas invertidas para practicar. Puedes elegir la que más se adapta a ti según tu nivel de yoga.

Contraindicaciones del handstand

A pesar de que la postura de hanstand tiene muchos beneficios, pero debes evitar practicarlo si tienes molestias o alguna lesión en las muñecas. También si tienes dolores o lesiones en la espalda, los hombros o los brazos. Recuerda que si tienes molestias cuando practicas yoga lo ideal es consultar con un especialista si una asana es buena para ti. Las invertidas se suelen desaconsejar en caso de migraña, dolores en las cervicales, anginas, otitis y problemas del corazón.

¿Cómo hacer el handstand?

Para empezar a practicar la parada de manos lo mejor es hacerlo con la ayuda de una pared.

  • Apoya las manos en el suelo, con los dedos de las manos mirando hacia la pared, a unos diez centímetros de distancia. Las manos deben estar separadas a la anchura de los hombros.
  • Junta los pies y camina de puntillas hacia adelante hasta que los hombros queden encima de las muñecas.
  • Fija tu mirada entre los pulgares.
  • Inhala y estira la pierna derecha hacia arriba. Mantenla arriba y muy estirada.
  • Exhala y dobla un poco la pierna izquierda, que ha quedado en el suelo.
  • Al volver a inhalar, acerca la rodilla al pecho y date impulso para levantar la pierna derecha hacia la pared, con la pierna izquierda todavía doblada.
  • Sigue intentándolo hasta que toques la pared con el talón derecho y te sientas seguro o segura. Luego estira la otra pierna y apóyate en la pared con las dos.
  • Flexiona los pies y empuja con las manos para elevar los talones.
  • Mantén las costillas hacia dentro y las piernas activas.

Sal de la postura bajando las piernas con control y no te vuelvas a levantar demasiado rápido. Poco a poco, y con la práctica, quizás aprenderás a hacer handstand sin la ayuda de una pared, pero no te obsesiones si no lo consigues.

Consejos para hacer handstand

Para hacer handstand es importante realizar ejercicios para fortalecer los músculos que intervienen en esta postura. También te recomiendo hacer asanas con alineamiento para trabajar el equilibrio, que es muy importante en handstand.

En XLY Studio tienes las clases perfectas para preparar tu cuerpo poco a poco para hacer la postura del pino. Te recomiendo la serie de invertidas avanzadas que hicimos con la profesora de jivamukti Rebeca Recatero. Esta serie incluye tres clases de handstand. La primera es para aprender los fundamentos de la parada de manos, la segunda para aprender a estar en balance y la tercera es una clase completa.

VER SERIE

Variantes de handstand y posturas parecidas

Variantes de piernas

Una vez has aprendido a hacer handstand, puedes modificar las piernas: abrirlas a medio camino o del todo, doblarlas hacia adelante o hacer una postura de loto invertida. También puedes realizar estas posturas con o sin ayuda de la pared.

Pincha mayurasana

También es una asana invertida de nivel avanzado en la que el peso se apoya sobre los brazos, pero en este caso en lugar de usar las manos se usan los antebrazos. Mira este artículo para saber más sobre Pincha mayurasana y aprende a practicar esta postura en XLY Studio.

pincha mayuransana con cinta

Eka pada koundinyasana

Es una postura avanzada de equilibrio sobre las manos, pero en este caso el cuerpo se apoya sobre los codos. Si quieres aprender a construir esta postura, te recomiendo que leas el artículo sobre Eka pada koundinyasana.

koundinyasana

Practica yoga avanzado

Si te has propuesto hacer handstand es porque practicas yoga avanzado o intermedio. En este caso, te gustarán las clases de jivamukti de nivel intermedio/avanzado con Rebeca Recatero. Las imparte cada martes a las 18:30h en XLY Studio.

Para encontrar la clase que prefieras, entra en la categoría de nivel intermedio en XLY Studio, y podrás practicar yoga restaurativo, pilates, cardio, hatha para embarazadas, vinyasa flow… Algunas de estas clases también se proponen aumentar la energía, liberar las caderas, trabajar la respiración o eliminar toxinas, entre otras cuestiones.

En estas clases hay algunas asanas de una complejidad parecida al handstand. No te desmotives si no consigues hacerlas o si solo puedes hacer la versión más fácil. A mí el handstand todavía se me resiste y no me siento menos yogui por eso. Como te he comentado al principio de este artículo, el objetivo del yoga no es conseguir hacer ciertas posturas, sino mantenerte en el camino.

PROBAR XLY STUDIO

 

Te deseo una buena práctica.

¡Compártelo en tus redes!
SocialMediaIcon SocialMediaIcon