Quiero hacer yoga pero no soy hippie

24-09-2014

Mark Robberds, Profesor de ashtanga yoga, Kirtan en Ashtanga yoga Ibiza 2014

Seas hippie o no, ¿te has preguntado alguna vez por qué quieres hacer yoga? ¿Porque te lo dice tu médico para tu espalda? ¿Para hacer como las celebrities Gisele, Gwyneth, Miranda o Vanesa Lorenzo? ¿Por qué te han dicho que es la bomba para sentirse equilibrada? ¿Porque esperas bajar tu nivel de estrés?

En mi opinión, cualquier excusa es buena para empezar a practicar yoga. No hace falta buscar la espiritualidad o un yoga hippie, ni tampoco necesitas tener mucha flexibilidad o conocer a un gurú indio para hacer yoga. El yoga tiene sus orígenes en la religión y cultura hindú, su filosofía viene de las escrituras sagradas y por eso contiene mucha espiritualidad.

Pero si todo eso no te interesa, también puedes practicar yoga para sanear y fortalecer tu cuerpo con las asanas. También podrás adquirir tranquilidad interna gracias al control de las emociones a través de la respiración, conocerte mejor gracias a la concentración y la consciencia de tu cuerpo y de tu mente durante la practica.

No es malo dejar de lado Krisna y los mantras, es como disfrutar correr regularmente  5 o 10 km sin entrenar para un maratón, todo vale.

En los años 70, los hippies de Norteamérica trajeron el yoga de la India a occidente y esa imagen asociada a los dioses hindús, el incienso y los mantras en sanscrito. Esta imagen de yoga hippie se ha quedado asociada en la vieja Europa (quizás menos en GB, donde tiene influencia norteamericana), descartando una parte de la población que lo asocia a unas «sectas» o «grupos extraños vestidos de blanco que comen verduras». Mientras en los EE.UU el yoga ha evolucionado a la americana, con su lado business, marcas, superstar teachers,… ¡A lo grande! Maybe too much

Gracias a las celebrities internacionales que lo practican y que comunican sobre su lifestyle sano asociado al yoga. Se democratiza la práctica, se populariza el estilo de vida saludable con un toque fashion y trendy. ¿Por qué no? El yoga no es algo de hippies, si no de personas preocupadas por su salud.

El yoga es un mundo en el que cada uno puede encontrar su estilo, su práctica, su profesor, su espiritualidad y disfrutar de unos beneficios que le conviene. A lo mejor, tu camino te llevará a estudiar las escrituras y cantar mantras, quizás te quedarás con las sesiones en tu gimnasio que te permiten sentirte mejor sin ponerle nombres a las asanas.

Cómo empezar en el yoga

Cuando me preguntan cómo empezar con el yoga, siempre recomiendo seguir unas pautas. Estos son mis tips de yoga para principiantes:

  • El yoga debe entrar en tu rutina, practícalo cerca de tu casa o del trabajo para que que sea fácil. No hay ninguna revelación, hay que ser regular para sentirlo.
  • Mejor tener una práctica regular una o dos veces a la semana para ir «entrenando» tu cuerpo y tu mente.
  • Probar varios estilos y profesores para encontrar el que te conviene. El lugar también es importante, pero lo que te transmite tu profesor es lo que te permite profundizar y disfrutarlo.
  • Y, sobre todo, no hacerlo como una sesión de gimnasia, sino aprovechar esta hora para conectar contigo mismo, lejos del móvil, de los niños o del jefe, y aprender a conocerte mejor. ¡Es un momento para ti!

En mi canal de YouTube y en Studio Online, te ofrezco muchas clases de yoga online y de meditación con los que podrás iniciarte en el yoga desde casa.

Namasté.

Post actualizado el 31 de julio 2020.

¡Compártelo en tus redes!
SocialMediaIcon SocialMediaIcon