Cultivar amor

26-02-2021

El propósito del mes de febrero ha sido Cultivar amor. Cultivar el amor verdadero es cultivar nuestra propia y más pura naturaleza. Como dice el maestro Thich Nhat Hanh:

El amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad son la naturaleza misma de una persona iluminada. Son los cuatro aspectos del amor verdadero dentro de nosotros mismos y dentro de todos y de todo”.

En nuestras clases semanales en Studio Online hemos visto cómo cultivar amor desde diferentes perspectivas y a continuación hago un breve repaso por cada una de ellas.

Si te apetece probar estas clases de vinyasa intermedio con reflexión, recuerda que tienes una prueba gratis de 14 días. Y, también, podrás descubre y disfruta de todo el catálogo de Studio Online.

DESCUBRIR STUDIO ONLINE

 

El amor benevolente

Para definir el amor benevolente, compasivo o también conocido como el amor universal, he escogido un extracto de una traducción de la autora Sharon Salzberg, que ha escrito numerosos libros sobre el amor además de ofrecer retiros de meditación budista.

«El amor compasivo es la cualidad de nuestro corazón que reconoce la conexión que existe entre todos nosotros. A veces se describe como una gran amistad hacia nosotros mismos y hacia los demás. No en el sentido de que nos guste todo el mundo, o de que aprobemos a todo el mundo, sino como un íntimo reconocimiento de que todas nuestras vidas están interconectadas de manera inexorable. Cuando experimentamos el amor compasivo reconocemos que cada uno de nosotros comparte el mismo deseo de ser feliz, y a menudo la misma confusión en el intento de llegar a la felicidad. Reconocemos también que todos compartimos la misma vulnerabilidad ante el cambio y el sufrimiento. Todo esto suscita una especie de sentimiento de querer cuidar a todos los demás.»

El amor compasivo es esencialmente una forma de generosidad, una ofrenda realizada desde el corazón, en la que dejamos de categorizar a los demás en términos de los que nos importan, de los que pueden ser fácilmente excluidos, ignorados o desdeñados. El amor compasivo puede manifestarse, o no, como una generosidad material. Pero es un tipo de generosidad del espíritu que nos hace salir de nuestra autopreocupación para dirigirnos a una atención que incluya a todos los seres.»

El amor compasivo es incluir a todos los seres. Algo difícil para mantenerlo, sobre todo, con personas con las que hemos tenido algún tipo de conflicto.

¿Cómo desarrollar amor benevolente?

Meditación del amor incondicional, del amor universal: Metta bhavana. Se traduce como el cultivo de amor y bondad. Bhavana es una palabra en pali – a veces traducida simplemente como meditación – cuyo significado literal es desarrollar o cultivar. Metta puede traducirse como “Amor Universal”.

Esta meditación, disponible también en mi canal de Youtube, nos ayuda a traer armonía en la relación con nosotros mismos y con los demás, de modo que tengamos menos conflictos, resolvamos dificultades existenciales y profundicemos en las relaciones con la gente que convivimos. Nos ayuda a mejorar nuestra empatía y a ser más considerados, amables y tolerantes. De modo que podemos aprender a apreciar más a los demás, concentrándonos en sus cualidades positivas y haciendo menos caso a sus errores.

Te invito a practicarla en esta clase semanal con alumnas.

cultivar amor benevolente

El amor propio

En ocasiones, hay alguna confusión entre los conceptos de amor propio, autoestima y autoconfianza. La autoestima es la valoración de uno mismo, más desde el sentir. Mientras que la autoconfianza es la capacidad que crees que tienes de hacer ciertas cosas.

El amor propio no debería depender de nada externo. Es algo que se cultiva en el interior de uno mismo. Es un estado mental que nos ofrece la capacidad de aceptarnos y amarnos tal como somos. Algo difícil por la gran autocrítica que nos aplicamos a nosotros mismos, pero que a través de la practica de yoga y meditación se puede trabajar.

Para amarse es necesario conocerse, saber cómo somos, las debilidades, fortalezas, circunstancias, para poder aceptarse. Con el yoga, podemos hacerlo. Podemos observarnos y ver cómo la práctica depende del día y nos podemos abrir a la experiencia completa, tal como somos cada momento. Para ver estos cambios profundos, hay que practicar, repetir, y esta dispuesto a vivir cada momento como es.

La meditación también es una buena herramienta para abrirnos a escuchar y estar atentos a nosotros mismos, conocernos. Y no depender tanto de lo externo o de la propia autocrítica, sabiendo que cada día y cada momento es diferente, aceptando el momento presente.

Y para inspirarnos a la hora de cultivar amor propio, comparto contigo el poema completo de Charles Chaplin, del cual en la clase semanal leí una parte. Se dice que escribió este poema, “As I began to love myself “, cuando tenía 70 años.

Cuando me amé de verdad, Charles Chaplin

Cuando me amé de verdad

comprendí que en cualquier circunstancia,

yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta,

y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.

Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad,

pude percibir que mi angustia,

y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal

de que voy contra mis propias verdades.

Hoy sé que eso es… Autenticidad

Cuando me amé de verdad,

dejé de desear que mi vida fuera diferente,

y comencé a aceptar todo lo que acontece,

y que contribuye a mi crecimiento.

Hoy eso se llama… Madurez

Cuando me amé de verdad,

comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona,

sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento,

o la persona no está preparada, inclusive yo mismo.

Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto

Cuando me amé de verdad,

comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:

personas, situaciones y cualquier cosa

que me empujara hacia abajo.

De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.

Hoy se llama… Amor Propio

Cuando me amé de verdad,

dejé de temer al tiempo libre

y desistí de hacer grandes planes,

abandoné los mega-proyectos de futuro.

Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta,

cuando quiero, y a mi propio ritmo.

Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad,

desistí de querer tener siempre la razón,

y así erré menos veces.

Hoy descubrí que eso es… Humildad

Cuando me amé de verdad,

desistí de quedarme reviviendo el pasado,

y preocupándome por el futuro.

Ahora, me mantengo en el presente,

que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.

Y eso se llama… Plenitud

Cuando me amé de verdad,

percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme.

Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón,

ella tiene una gran y valioso aliado.

Todo eso es… Saber Vivir

No debemos tener miedo de cuestionarnos,

de hecho hasta los planetas chocan,

y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.

¿Cómo cultivar amor propio con el yoga?

  1. Permanece atento y consciente. Las personas que tienen más amor propio, tienden a saber lo que piensan, sienten y desean.
  2. Práctica un buen cuidado personal, dedícate tiempo. Porque el amor propio no es egoísmo, es un ejercicio de salud para el propio equilibrio físico, mental y emocional.
  3. Vive con intención: crea tu Sankalpa, una intención profunda, que nos puede acompañar para las prácticas de yoga o para cualquier momento que necesites, enfocándote en aquello que queremos crear y cultivar dentro de nosotros mismos.

cultivar amor de pareja

El amor consciente en la pareja

En la tercera clase semanal, hemos hablado de cultivar amor consciente en la pareja. En mi libro Yoga para mi bienestar, en el capítulo 15 hablamos de compartir la energía yogui con tu pareja y tu entorno, dedicando unas páginas a consejos a cuidar la pareja desde mi experiencia personal:

  1. Crear un pacto de ahimsa: de no violencia, desde la voluntad de no hacerse daño ni con palabras, actos o pensamientos. Cuidándolos para no hacer daño a la otra persona.
  2. El respeto: tener respeto hacia la otra persona, desde lo que quiero dar y recibir de mi pareja, dando aquello que quieres para ti mismo.
  3. Asumir la responsabilidad en nuestros actos: desde el punto de vista de la ley del karma, cualquier cosa que dices o piensas va a tener un efecto en tu pareja, por la cercanía que existe, entonces hacerse responsable de ello es una forma de seguir cuidando el primer consejo: ahimsa, no hacerse daño.
  4. El esfuerzo constante a través de la atención: estar atento y consciente, incluso en los momentos que no estás con tu pareja, dedicándole atención, presencia, para que las cosas fluyan en tu hogar.
  5. La seducción: mostrar a la otra persona que te importa, expresárselo en el día a día para no dejarnos caer en la rutina.
  6. Life partners: compartir tiempo juntos, intereses y pasiones, poder hacer juntos aquello que le gusta a cada uno, independientemente si a ti te gusta también o no, de forma recíproca.
  7. Buena comunicación: cuidar las palabras, el tono y expresar aquello que ayuda a que las cosas fluyan mejor. Sin una buena comunicación, no se puede conocer a la otra persona en profundidad.
  8. Cuidar la rutina íntima: todos tenemos nuestra rutina de autocuidado, pero también es importante tener una rutina íntima, el día a día de los detalles que vas haciendo con tu pareja, dedicar el mismo cuidado para sentirnos únicos, importantes y que sea recíproco.

Podría ser una lista mucho más larga, y te invito a descubrir cuales son los tuyos. Si no tienes pareja, también es importante verlo en todas nuestras relaciones para cuidarlas.

Te invito a leer mi artículo sobre el amor consciente en la pareja, de la entrevista que realicé a Borja Vilaseca.

yoga para mi bienestar

¿Cómo desarrollar amor de pareja con el yoga?

Puedes practicar actividades que unan a la pareja, como deportes, la meditación y, como no, el yoga en pareja. Tiene muchos beneficios, algunos de ellos:

  1. Refuerza la confianza.
  2. Mejora la paciencia y la empatía
  3. Nos enseña nuevas virtudes y limitaciones.
  4. Aumenta la coordinación y el equilibrio
  5. Aumenta la complicidad
  6. Refuerza la relación

Los 4 pilares del amor según el budismo

Libro “Amor verdadero: una práctica para renovar el corazón”, del maestro zen Thich Nhat Hanh

Rebajas
El verdadero amor: Prácticas para renovar el corazón - Thich Nhat Hanh
El monje budista presenta una transformadora práctica para generar el verdadero amor y explica cómo podemos liberarnos del sufrimiento, el miedo y la negatividad a través de ese poderoso sentimiento. Explorando los cuatro aspectos esenciales del amor según la tradición budista.

El maestro Thich Nhat Hanh en su libro “Amor verdadero: una práctica para renovar el corazón” explica cómo podemos liberarnos del sufrimiento, el miedo y la negatividad a través del amor verdadero y explora los cuatro aspectos esenciales del amor tal como los contempla la tradición budista y que hemos visto en esta cuarta clase semanal:

  1. Maitri – Comprensión
  2. Karuna- Compasión: Es el deseo de aliviar el dolor de alguien, y la habilidad o capacidad para hacerlo.
  3. Mudita – Alegría altruista: que recibimos cuandoe stmao profundamente agradecidos por lo que tenemos.
  4. Upeksha – Libertad: la ecuanimidad, desapego, para poder experimentar la libertad de amar todo.

¿Cómo cultivar amor budista con el yoga?

A través del Bhakti yoga o yoga de la devoción, con un mantra que nos conecte con la energía del corazón, como el Maha mantra.

También te invito a practicarla en esta clase semanal con dos alumnas muy especiales.

Guía de práctica: Cultivar amor

Si quieres dedicar tu práctica de yoga durante 4 semanas a cultivar amor, ahora puedes hacerlo siguiendo este calendario de práctica con clases y consejos que te ayudarán a que tu rutina de yoga sea más fácil.

La guía de práctica es un contenido exclusivo de Studio Online. Sucríbete para disfrutar de este y otros contenidos de mi plataforma de yoga y meditación.

DESCUBRIR STUDIO ONLINE

 

Te deseo una buena práctica.

Con mucho amor,

Namasté

¡Compártelo en tus redes!
SocialMediaIcon SocialMediaIcon