Según el maestro de yoga americano Rodney Yee, “las dos cosas más importantes que necesitas para hacer yoga son tu cuerpo y tu mente”, pero si a eso añades una buena esterilla de yoga estarás más cómodo.

Mucha gente me pregunta por las marcas de buenas esterillas de yoga, más que marcas diría modelos y composición/material/calidad.

Igualmente, si prácticas en un estudio de yoga y que te prestan los suyos, te recomiendo tener tu propia esterilla, primero porque es más higiénico y segundo porque se practica mejor con un accesorio que te conviene porque lo has escogido y probado. Es como cualquier otra disciplina, mejor jugar a tenis con tu propia raqueta o correr con tus propias zapatillas deportivas, no?

No he probado todas las esterillas, pero a lo largo de los 18 años de práctica he probado unas cuantas y ahora tengo varias repartidas en mis lugares de trabajo, y una cuantas más en mi casa.

Los criterios para escoger tu esterilla de yoga mat

El grosor de la esterilla

de 1,5 a 2 mm son para viajar, no ocupa mucho espacio en una maleta pero no lo recomiendo para una práctica regular

3-4 mm es un grosor estándar de esterilla de yoga

5 mm, es un grosor más adaptado a los yoga dinámicos que incluyen vinyasas y saltos, amortiguan los saltos. Para el ashtanga yoga puede ser una opción, pero en las posturas de equilibrio, puede que necesites salir de la esterilla para encontrar mejor estabilidad.

Más de 5 mm, me parece bastante grueso. Ojo, que no sea una esterilla de gimnasia o de pilates.

La textura del tapete de yoga.

Desde que he ido a Latino América, sé que allí dicen tapete de yoga!

La textura es el tacto del material, puede ser más o menos rugoso, liso, o con una textura creada dentro del material, pero lo importante es que sea deslizante. 

Evitar alfombrillas de espuma, si la presión de tu mano deja una huella en la esterilla es que le falta densidad y es una esterilla para estar cómoda estirada para hacer ejercicios de gimnasia, pilates y estiramientos, pero no de yoga.

post-yogamat1

foto del libro ‘Mi Diario de Yoga’

Antideslizante

Es el criterio más importante para la comodidad. No quieres tener el pie o las manos que resbalan mientras estás en una postura, puede ser incómodo o peligroso porque pondrás más tensión para aguantar la posición.

Las medidas

El largo de un yoga mat suele ser aprox 170-180cm, si haces una plancha tus manos y pies deberían estar encima del yoga mat. Existen esterillas más largas XL de 1,90 o 2m, pero con una normal se puede practicar sin problema. El ancho es estándar, suele ser de 60-65cm pero recientemente están saliendo nuevas medidas más anchas.

El peso de la esterilla

El peso varia según el material, más denso más pesado, y en principio mejor calidad (no siempre): Si te llevas tu yoga mat a todas partes, mejor escoger una que no pese demasiado sino déjala en tu estudio habitual dentro de una funda.

yogamat-peso

foto del libro ‘Mi Diario de Yoga’

El precio de la esterilla varia

Es un criterio muy personal pero ten en cuenta que una esterilla de buena calidad durará más tiempo y consideralo como una inversión. Hay desde 20 euros a 110 euros, depende de la marca, del material y de la calidad. Si empiezas a practicar yoga quizas mejor elegir un precio medio y asegurarte que te guste su tacto antes de invertir en la versión “lujo”. Evita la esterilla muy económica porque su calidad estará a la altura del precio y acabarás insatisfecho porque se estropeará rapidamente o porque no habrá sido creada y diseñada por yoguis y para yoga.

 

Mantenimiento y limpieza de tu yoga mat

Muchas marcas indican que se pueden poner en lavadora, personalmente nunca lo he probado, y temo que acabaría muy arrugada. Prefiero lavarlas regularmente con una agua y jabon. En Algunos centros dejan un spray y toallitas para lavar los mats, pero no dudes en llevartela a casa cada x meses para lavarla, sobre todo si no usas toalla. Si quieres fabricar tu propio producto de limpieza de esterilla de yoga, lee este artículo sobre cómo limpiar una esterilla de yoga.