Este año he elegido un destino con yoga, sol y playa para pasar el fin de año. Tenía ganas de desconectar, recargar pilas para empezar un nuevo año con energía a tope. Hay muchas opciones de sol en invierno entre Canarias, sur este Asiático o Sur América y he encontrado el paraíso: Maya Tulum, un retiro hotel de yoga en la playa de Tulum, a 2 horas de coche del turbulento Cancún. He pasado 8 días los pies en la arena sin casi ponerme las chanclas.image

Maya Tulum ofrece retiros y vacaciones de yoga todo el año, tienen un calendario en su web. Durante las vacaciones de año nuevo no había retiro sino 2 clases de yoga diarias (8:15 y 16h) impartidas por 5 profesores distintos. Se podía pagar 15$ por clase suelta o un forfait de 70$ para clases ilimitadas. Las clases se impartieron en ingles porque la mayoría de los clientes del hotel eran turistas norte americanos.

El terreno del hotel es grande comparado al resto de alojamientos de Tulum. Las 40 cabañas están repartidas en un amplio jardín tropical, con algunas directamente en la playa, hay también un restaurante vegetariano y dos salas de yoga. La sala grande es redonda con un techo de 5 o 6 metros de altura, donde pueden caber más de 40 personas. la sala pequeña es rectangular y puede alojar unas 15 personas.
Las cabañas son amplias, sin aire acondicionado, con mosqueteras, baño con ducha y bañera, y todo el confort de una habitación de hotel.

image image image

No hay ninguna construcción ni macro hotel tipo Hilton/Meliá en Tulum, casi todos son pequeños hoteles de cabañas sin piscina ni aire acondicionado respetando el medio ambiente al estilo «bohemias chic». Un lugar perfecto para practicar yoga, descansar y escuchar el mar.

Durante este periodo practicas yoga al lado de algunas celebrities que huyen del frío de New York para pasar unos días en un entorno tranquilo y sencillo. Todos con necesidad de reconectar consigo mismo lejos del caos urbano.

Nuestro ritmo fue cada día despertar a las 6:30 para ver la salida del sol con un café en la terraza del restaurante, meditación a las 7:30, yoga de 8 a 9:15, seguido por un buen desayuno de frutas, huevos o yogurt con granola casero y un smoothie verde. Luego largas caminadas en la playa de arena fina y mar a 24 grados, comida ligera en algún chiringuito, yoga a las 16h, y cena a las 19h para acostarse a las 22h. Y así cada día!

image  image

En la playa de Tulum hay una gran oferta de restaurantes, hoteles, hostales, clases de yoga, kitesurf, algunas tiendas, todo fácil de acceso caminando por la playa o en taxi. Hay una sola calle, no te puedes perder!

image  image