Estos días, este pastel de manzana fácil se ha convertido en mi preferido. Y lo mejor de todo, es que es una receta saludable, lleva muy poca azúcar y ¡está deliciosa! 

Cada mes, voy probando nuevas recetas de postres saludables  y cada vez más, cultivando el Slow life y la comida preparada con consciencia. Estas últimas semanas, he probado cuatro versiones de tartas y pasteles de manzana (me encanta), mira en mi IGTV mi otra receta fácil de tarta fina de manzana.

Hoy, será una tarta sin masa, sin azúcar ni grasa, muy jugosa y ¡deliciosa! Esta tarta fina no lleva nada más que manzana. La he probado con pera y funciona bien. 

He elegido esta receta saludable, porque lleva fruta fácil de encontrar todo el año y porque tiene un sabor dulce muy rico para un pastel con poco azúcar. No es vegano porque lleva huevos, pero se prepara con aceite de coco en lugar de mantequilla.

La receta proviene de @deliciaskitchen con un extra de almendra molida que le da un toque “gourmand” y harina de copos de avena molido, que muchos tenemos en casa. En el capítulo 12 de mi libro Yoga para mi Bienestar, encontrarás más recetas como la del brownie de cacao y remolacha sin gluten o la del pudín de cacao con chía. 

Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 2 huevos
  • 50 g de azúcar de caña
  • 30 ml de aceite de coco
  • 90 ml de leche de almendras
  • 80 g de copos de avena triturados
  • 1 cucharadita de levadura
  • Canela
  • Sal
  • 1 pizca de ralladura de limón

He añadido 2 cucharadas de almendra molida, un toque extra que recomiendo.

Preparación

1- En un bol batir los huevos, añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que todo se mezcle bien. Añadir el aceite de coco derretido, volver a batir e incorporar la leche, volviendo a mezclar bien. Reservar.

2- En otro bol echar la avena (puedes triturar los copos en una procesadora o robot hasta dejarlos con una textura de harina), la canela, la levadura y la sal. Mezclar todo y añadirlo al bol de los ingredientes húmedos. Añadir un poco de ralladura de limón y dejar reposar mientras pelamos y laminamos las manzanas.

3- Echarlas directamente en el bol de la masa, mezclándolas para que se impregnen y echando todo el contenido en el molde (dejando unas cuantas láminas para adornar encima como puedes ver en el vídeo ; -)

4- Introducir el molde en el horno (previamente precalentado a 180ºC) y hornear a esa temperatura durante unos 35-40 minutos + 2 min al grill para que tenga esta pinta dorada. ¡Ojo, quema rápido!

El voilà !

La recomendación es guárdala en la nevera unas horas, si la prefieres jugosa y bien fresquita. Pero sabe también muy rica calentita.

Mientras estemos en casa, te invito a tomar el tiempo para cocinar ricas recetas saludables y a aprovechar los productos frescos de temporada. Mira también mi receta del ratatouille con verduras mediterráneas fáciles de encontrar y sencillas de cocinar con tiempo y sin prisa.

¡Bon profit!