Acabo de pasar unas semanas en México para promocionar mi libro “Mi Diario de Yoga” que acaba de salir en las librerías mejicanas y he aprovechado el viaje para ir al festival Wanderlust en Valle de Bravo a dos horas de Ciudad de Mexico.

Wanderlust es una marca conocida norteamericana de festivales de yoga que se está desarrollando en el mundo entero con distintos formatos.

 

En Valle de Bravo, fueron 3 días de actividades diversas relacionadas con el yoga, la meditación y la expresión corporal consciente, y también stand up paddle, sup yoga, charlas, conciertos, música con DJ, danza, aeroyoga, hula y acro yoga.

El lugar era mágico, un hotel en el lago de Valle de Bravo en medio de la naturaleza a pie de montaña.

Acomodaron salas y espacios exteriores para las masterclass de yoga, varios espacios de relajación y chill-out a la sombra en varios sitios, fuentes de agua gratuita para hidratarse, y un playground para niños, un food corner, un kula market de stands que vendían ropa y accesorios de yoga, productos de ayurveda, velas, esencias naturales o libros.

La ventaja de este tipo de festival es que siempre hay una actividad, una clase o una charla interesante, pero hay que saber gestionar tu cuerpo y las fuerzas para no cansarse de clases físicas, y tu energía porque la estás moviendo en todas las direcciones con profesores con técnicas distintas.

Como estaba allí durante 3 días enteros, he tenido tiempo de probar muchas clases sin saturar y disfrutar de momentos tranquilos para meditar delante del lago, tomar el sol, asimilar la información y descansar el cuerpo.

Uno de mis lugares preferidos era un chillout frente al lago con alfombras y cojines donde la gente se mezclaba para hablar con desconocidos y intercambiando consejos y opiniones sobre las actividades.

He conocido a gente muy simpática, algunos yoguis y otros no, pero que venían a disfrutar el festival igualmente.

Los mejicanos son muy simpáticos, y abiertos, te hablan muy fácilmente, son muy educados en su forma de hablar pero a veces me ha cuesta entenderlos porque el vocabulario es muy distinto del español castellano.

Algunos ejemplos de palabras del día a día :

Qué padre! : qué bueno/chulo!

ahorita: ahora

Platicar: hablar

la poma o los pompis es “el culete”, las nalgas

todo derecho: todo recto

un cuate: un chico

una chava: una chica

un boleto: un ticket, entrada, billete

las regaderas son las duchas.

Una cuadra es una manzana/bloque de calle

Manejar un caro: conducir un coche

Un departamento: un piso, apartamento

 

Para volver al tema de yoga, os cuento algunas de las masterclass que me gustaron mucho:

Janet Stone con DJ Drez: Beyonce. La profesora norte americana no ha guiado en una practica muy flow al ritmo de la música que pincha el DJ en directo. La temática era Beyoncé y acabamos bailando, pelo suelto en unos temas conocidos de la famosa cantante. Fue para mi una de las experiencias más divertidas del festival.

Andrea Brook: Flight school arm balance

Un clase taller de posturas sobre los brazos, bakasana y arm balance

Los dos consejos principales que recurdo son:

  • crear una forma cóncava (vs convex) de la parte alta de la espalda.
  • Subir en la posturas aal final de la exhalación activando uddiyana bandha para sentir esta fuerza interna elevarse.

Rina Jakubowicz: Flip your perspective, inversion workshop

Perder el miedo a las invertidas y convencerse que tu puedes, que eres fuerte y repetírselo cada día.

Charla con Karina Velasco, fundadora del método yorgasmic nos habló de creatividad. Ella es un personaje muy interesante y autora de varios libros.

Traje en mi maleta mis infusiones YogiTea® desde España para tomarlas durante el viaje para no romper totalmente con mis costumbres de casa porque sé que me sientan bien. Durante un largo viaje, como el que estoy haciendo en latino América, siempre me llevo algo de casa porque mi cuerpo me pide ingerir o beber alimentos que reconoce. Comer comida extranjera, picante, salsas e ingredientes nuevos, beber agua de otro país pueden alterar tu sistema digestivo.

También concentrar tantas clases de yoga de estilos distintos, ejercicios de pranayama y técnicas que mueven la energía, el hecho de ponerle tantas ganas de aprender y experimentar y sentir cosas nuevas pueden remover un poco tu interior, tu digestión y tus emociones.

 

Para el Wanderlust Valle, traje mis bolsitas de YogiTea® Detox, una de mis preferidas de esta marca de infusiones ecológicas para tomar entre clase y clase cuando tenía un momento tranquilo para echarme en los cojines a la sombra. Las hierbas tiene la capacidad de ayudar a renovarnos. El Detox es una mezcla equilibrad de regaliz y jengibre con dientes de león. La esencia de esta infusión es “Dulce renovación”. El nuevo mensaje de YogiTea® #7minutosparami se podía transformar en 15 minutos para mi varias veces al día durante el festival.