Casi cualquier movimiento que experimenta el cuerpo se transmite a través del sistema central, llamado núcleo o core (abdomen, caderas y pelvis). Para realizar cualquier actividad física, el core está involucrado, las caderas pueden producir enormes cantidades de fuerza, la columna vertebral y el tronco son más eficaces para proporcionar estabilidad y transferencia de energía en lugar de generarla.

Cuando nos preocupamos por los abdominales, solemos pensar en el six-pack, la parte más visual, externa y estética del core. Pero existen más músculos abdominales profundos que tienen un papel importante en la salud, tener una buena postura, sirve de soporte de la columna vertebral, evita dolores de espalda/lumbares y también en la digestión.

Activar los abdominales reduce la hinchazón en la zona abdominal y mantiene en la posición correcta los órganos internos, por lo que favorece el adecuado funcionamiento de nuestro organismo, y unos abdominales fuertes contribuyen a mantener el ritmo normal de evacuación del sistema digestivo.

Casi todas las posturas de yoga, o asanas, involucran el core para mantener la posición estable y quieta sin arriesgar lesionar otra parte del cuerpo. Las asanas no solo trabajan la parte física y muscular, sino que requieren una cierta concentración y coordinación con la respiración para que cuerpo y mente trabajen a la vez. La consciencia del cuerpo es un componente importante en la práctica para concentrar y optimizar el esfuerzo, observar cómo fluye la energía y evitar un posible dolor inapropiado.

Este esta clase online nivel principiante, podrás fortalecer los abdominales con una práctica regular. En breve, publicare una segunda clase para abdominales nivel avanzado para que puedas profundizar y seguir manteniendo tu core fuerte y tonificado.

Suscríbete a mi canal Youtube para recibir una notificación cuando salga. Con nuevos vídeos cada semana.