¿Qué haces este verano?

Te vas unos días de camping con amigos, 4 días a tu pueblo para visitar a tu abuela y/o 2 semanas con tu familia en la costa para disfrutar de la playa. La primera pregunta que te haces es cómo hacer la maleta para que todo quepa en una bolsa, las zapatillas de deporte, los nuevos vestidos de verano, los 4 bikinis, la toalla y cremas solares, un gorro, 3 pares de chanclas y sandalias, y lo más importante la esterilla de yoga.

La segunda pregunta, es cómo mantener los buenos hábitos de yoga y meditación diaria que has conseguido estas últimas semanas gracias a la práctica con el libro ‘Mi Diario de Yoga’ 😉

Personalmente, mantener el yoga y la meditación diaria es todo un challenge durante las vacaciones. Entre los días de vuelos o viajes en coche, las habitaciones de hoteles pequeñas, dormir hasta tarde, noches de fiesta, los días improvisados que se deciden sobre la marcha (playa, mercado, barco o paseo?), la falta de espacio tranquilo, etc.

Yogalan-meditacion-holidays6

¿Cómo mantener tus buenos hábitos de yoga y meditación de vacaciones?

Mejor dicho no se puede mantener la rutina habitual, sino que hay que saber adaptarse al nuevo entorno y nuevos ritmos del día. Es lo bueno de las vacaciones, no hay que ir a trabajar cada día a la misma hora.

Si te quedas una o 2 semanas en el mismo sitio para las vacaciones de verano, es bastante más fácil crear una nueva rutina de yoga adaptada a tu nuevo ritmo.

Si tus vacaciones de verano están compuestas de mini estancias y una ruta por Tailandia o por las islas griegas, puede ser más complicado. Como eso suele ser mi caso, te recomiendo tener en cuenta lo siguiente:

  • No se trata de hacerte un calendario de sesiones, pero puedes planificar el día anterior este momento de yoga/meditación para tenerlo presente cuando te despiertas para organizarte.
  • intentar cumplirlo pero no culpabilizar si no lo consigues
  • prever quizás dedicarle menos tiempo y una sesión más corta si sabes que ese día deberás viajar o te impide tener este tiempo para ti
  • Saber sacrificar tu sesión o moverla para no fastidiar las vacaciones de los demás por tus propias necesidades. Se trata de buscar armonía entre todos. El yoga no debe crear conflictos.
  • Invitar a tus compañeros de vacaciones juntarse para la meditación, y crear una energía positiva de grupo. Comparte tu know how, tu bienestar y transmítelo a tus familiares y amigos.

¿Y en práctica?

Y ahora ¿cómo poner todo eso en práctica? Comparto ahora mis trucos de travelling yogui:

  • Usar un casco de música para hacer meditaciones guiadas cuando el lugar no permite tener un espacio tranquilo y aislado. Existen videos en Youtube o App de meditaciones en cuales puedes escoger tiempo, voz y tipo de meditación. 
  • Tengo un casco tipo “noise cancelling”. Además de ser un casco para escuchar música, es un gadget tecnológico que permite aislarte del ruido ambiental. En un tren con mucha gente, un avión, o un aeropuerto, te puedes aislarte del ruido y hacer tu meditación. El mío es de la arca Bose, pero existen de otras marcas.

    Yogalan-meditacion-holidays4

    En medio del aeropuerto también se puede meditar

  • Durante las vacaciones suelo meditar por la mañana al despertar, y sentándome en la cama encima de una o dos almohadas de la habitación del hotel. Así estoy en un entorno limpio (el suelo a veces no es tan limpio como en tu casa).

    Yogalan-meditacion-holidays1

    meditando en cualquier lugar, aquí en un hotel en Tarifa.

En la playa en verano suele ser es difícil estar sola porque siempre hay mucha gente, al menos que puedas ir temprano por la mañana y tarde cuando no hay gente y aprovechar la energía del sol de mañana.

  • Si no tengo mucho tiempo para la práctica de yoga, escojo 3 o 4 saludos al sol y sus variantes (en este vídeo te propongo varias opciones de saludos al sol que puedes aprender de memoria), hago 3 vueltas de cada uno y acabo con una corta meditación en lugar de un Savasana.
  • Siempre que me quedo parada/sentada más de 2 horas, me levanto para estirar, en una área de descanso de la autopista, en el tren, en el avión, en una cola. Despierto el cuerpo con una respiración controlada. Es un tipo de yoga si lo haces con consciencia y con la respiración sincronizada! Y no tengo vergüenza, me da igual que la gente me mire, al final no estoy haciendo nada muy extraño, solo que a ellos no se le había ocurrido.

Una anécdota de mi viaje por Asia: En el norte de Laos, desperté a las 6h de la mañana para coger un barco en el río Ou para ir a Nong Kiaw donde iba a un retiro de yoga. Hacía mucho frío por el viento porque el barco de madera no tenía ventanas. Al cabo de 1 hora sentada y congelada me fui a pasear y pare en la cubierta para estirar un poco. Un señor empezó a copiarme y le propuse hacer una clase de estiramientos yogi style. Como le pareció una buena idea me fui a proponer a todos los turistas a unirse a la clase, y más de 15 personas vinieron, todos con gorros, guantes, y chaquetas puestas. Fue divertido, informal y la ocasión de compartir mi sesión de yoga con desconocidos que se quedará como un buen recuerdo.

Yogalan-meditacion-holidays2

Estirando sola en medio del barco de turistas en Laos

Yogalan-meditacion-holidays3

clase de estiramiento yogui style con los turistas…

  • Cuando llego en un hotel, pregunto si hay un lugar tranquilo, gimnasio, espacio dónde puedo hacer mi práctica de yoga, a veces hay aveces no, hay que saber adaptarse a cada situación.
  • Y siempre que viajo, de vacaciones o de trabajo, busco en Google los estudios de yoga en la zona para ir a probar una clase. Da igual el idioma, es la ocasión para pasear, visitar zonas en las que no hubiera ido y conocer a profesores. Por haberme encontrado conestudios cerrados, ahora siempre llamo para confirmar que se mantienen los horarios de la web (puede que la web no este actualizada), confirmo que se puede ir sin ser socio (no es siempre el caso) y pregunto si prestan esterillas (a veces alquilan) por si no traigo en la maleta.

    Clase en Zen Yoga Dubai

    Clase en Zen Yoga Dubai

  • Quizas visitando un templo, haciendo trekking en la montaña  o paseando por el campo puedas parar un momento para hacer tu meditación en lugar que te inspira serenidad. Es una meditación improvisada, pero notarás una energía muy especial.

Yogalan-meditacion-holidays7

Y tu, cómo lo haces? Comparte tus consejos de yogui de vacaciones.