La zona de la pelvis es una pieza complicada de la ingeniería humana, con hueso, músculos, ligamentos, tendones y fascias ayudando tanto a estabilizar el cuerpo y permitir el movimiento. Varios músculos, el ilíaco y el psoas mayor, forman el grupo al que todos se refieren comúnmente como flexores de cadera. Estos son grandes músculos y tienden a ser ajustados, ya que los mantenemos en una posición, ya sea que permanezcamos de pie durante mucho tiempo, o sentados en un escritorio todo el día. En pocas ocasiones dejamos que nuestras caderas jueguen su gama completa de movimientos. Mirando esto desde una perspectiva hindú o tántrico / yoga, la pelvis es el hogar del segundo chakra, Svadhisthana, que está estrechamente asociado con las emociones y con el inconsciente.

Para dejar de lado los estados emocionales pasados, tienes que conseguir que las caderas se desaten, literalmente, se liberen. 

Aflojar las caderas no sólo libera emociones profundas y atrapadas, sino que también tiene otros beneficios para la salud, como aliviar el dolor de espalda, permitir una respiración más profunda a través del diafragma y mejorar la circulación a órganos como el intestino, el hígado y el páncreas. 

Para ello, te propongo esta sesión de 30 mins de yoga para liberar, flexibilizar y agilizar el movimiento de tus caderas. Es importante que hagas los movimientos con consciencia, despacio porque la flexibilidad viene poco a poco. Si notas que tus caderas resisten, respira profundamente relajando la mente y el cuerpo. En las posturas de flexión en el suelo, deja que juegue en tu favor la gravedad y suelta tu cuerpo sin resistencia.

Te deseo una buena práctica.

Vídeo grabada en Taylors Hill hotel en Sri Lanka.