Se acerca el mes de diciembre, ya estamos con abrigos, bufandas y própolis para resistir contra el resfriado.
Tenía este vídeo de yoga guardado desde el verano pasado (lo grabe en una isla perdida de Grecia) para sacarlo en invierno y no puedo resistir más tiempo para difundirlo. En unas pocas semanas, todos estarán buscando regalos de amigo invisible, organizando su calendario de cenas de Navidad, y haciendo shopping para la Fiestas, con la cabeza llena de recados y menos tiempo para ir a yoga. Por eso he decidido publicar estea secuencia de vinyasa yoga ahora, para que la pruebes, para que la practiques, quizas te van a costar algunas asanas y flows de vinayasa, pero espero que te enganches con esta práctica para repetirla una y otra vez, dedicando toda tu buena energía para crear esta conexión cuerpo mente y pensar menos en las celebraciones, ya llegarán.

Si esta prácticade 25 mins de vinyasa yoga no es un reto para ti, añade las posturas que te cuestan, profundiza las que conoces, haz variantes más avanzadas de algunas asanas, pero no piensas que porqué es fácil no vale la pena. El yoga no es un reto de posturas avanzadas, es un reto mental para mantener la concentración, la respiración fluida, las bandhas activas, la mirada fija, saber poner el esfuerzo suficiente para estar cómoda en el esfuerzo y el estiramiento… pero sin dolor, no te hagas daño tampoco.

El yoga es más que unas vinyasas pero si estas vinyasas te permiten calmar la mente, ver las cosas desde otra perspectiva, sanear tu cuerpo y conocerte a ti misma estás en buen camino.

Te deseo una buena práctica!

 

Lugar: isla de Paxos en el mar Ionico, al sur de Corfu
No hay centro de yoga en ela isla, hay profesores que organizan retiros pero es un lugar maravilloso de paz, lejos de todo con pocos turistas en verano. No hay playas de arena, salvo si vas a Antipaxos, y el mar es transparente turquesa. Un paraíso eurpeo para deconectar.

Más información y videos de yoga en mi web: xuanlanyoga.com