Beneficios de las posturas invertidas

Extracto de de mi libro ‘Mi Diario de Yoga’ (Ed. Grijalbo), capítulo 19: Asanas invertidas para una nueva perspectiva

En las posturas conocidas como «invertidas» la cabeza está por debajo del corazón, de los órganos vitales, a veces de la pelvis y/o de los pies… Durante unos instantes, la gravedad hace que muchos de los procesos se tornen en dirección inversa y nuestro cuerpo encuentra una forma de estimulación nueva y fresca. Con la cabeza abajo le damos la vuelta a nuestro mundo y este cambio de sentido también nos aporta una nueva perspectiva, un nuevo punto de vista.

Beneficios a nivel físico

  • Mejoran la circulación linfática, la sangre riega y nutre la parte superior del cuerpo, especialmente el cerebro y las neuronas.
  • Activan el corazón e impulsan el sistema inmunológico.
  • Proporcionan un gran equilibrio hormonal al traer flujo sanguíneo a las glándulas endocrinas.

Beneficios a nivel emocional

  • Abren la mente y facilitan la concentración para buscar la estabilidad y mantener la postura invertida.
  • La respiración se vuelve más profunda, lo que resulta muy calmante para la mente.
  • Nos permiten ver las cosas, situaciones y momentos, desde otro ángulo y perspectiva, reduciendo el cansancio y creando cierta liberación mental.

 

Vídeo de yoga online con posturas basadas en Sarvangasana

En el siguiente vídeo de mi canal Youtube , te propongo una secuencia de 5 min de yoga online de posturas invertidas variantes de salamba sarvangasana, también llamada la vela. Puedes incluir esta secuencia de posturas finales en tu práctica habitual de yoga.

Te recuerdo algunos nombre de las posturas del vídeo:

  • Salamba Sarvangasa
  • Urdhva Padmasana
  • Pindasana
  • Halasana

En estas posturas, intenta quedarte unas 5 a 10 respiraciones en cada postura, observando las sensaciones en las piernas y el cuerpo, si estás estable y cómoda, puedes cerrar los ojos para escuchar y conectar con tu respiración, que es algo más corta por tener el pecho cerca del mentón.