Drenaje y sistema linfático

Cuando hablamos de drenaje, se suele referir al drenaje linfático, en general en las piernas; es un tipo de masaje suave que favorece una mejor circulación, elimina líquidos y toxinas.

Este tipo de masaje manual relajante suele durar más de una hora en salones de estética o por un terapeuta, pero es recomendable complementarlo por una higiene de vida saludable cotidiana. Además, puedes hacerte tus propios masajes en casa con productos cosméticos apropiados y especializados.

El sistema linfático pasa en todo el cuerpo, pero a la diferencia del torrente sanguíneo, no tiene el corazón que bombea y se puede estancar, por lo que necesita ayuda para mantener su circulación fluida.  El drenaje estimula el sistema linfático, también tonifica los intestinos, promueve la relajación y fortalece el sistema inmunológico. Además, sus propiedades estéticas son muy interesantes ya que trabaja sobre la celulitis y la retención de agua.

En primavera, lo que nos preocupa a todas es la operación bikini con el vientre plano pero sobre todo las piernas ligeras y bonitas porque empieza la temporada de las faldas sin medias y ya no se puede tapar los defectos de las piernas y tobillos.

Si pasas mucho tiempo sentada, piernas cruzadas, muchas horas en coche o vuelos, si el calor te afecta la circulación, si tus hormonas modifican tu metabolismo, o si tienes tendencia a las piernas pesadas, hinchadas, varices, celulitis, retención de líquidos y problemas de circulación, puedes hacer tu propio tratamiento y rutina saludable además de los masajes realizados por profesionales.

 

Rutina drenante

Si ya tienes los síntomas y necesitas un plan drenante, te recomiendo esta rutina para las piernas:

  • Antes de acostarte, haz un poco de yoga restaurativo: estirada en la cama y las piernas contra la pared, quédate 3 minutos respirando conscientemente creando una sensación de relajación siendo consciente de lo que pasa en tu cuerpo y en tus piernas.
    Puedes también dormir con un cojín por debajo de las piernas para tenerlas un poco elevadas.

 

  • Practicar yoga tonificante y dinámico con posturas que estiran piernas y glúteos. Prueba esta clase online de 10 mins enfocada a la parte inferior del cuerpo.

 

En este vídeo de 10 min de yoga para piernas cansadas, te enseño unas posturas de yoga que puedes hacer en la cama para descansar las piernas. En el canal Youtube de Skeyndor, encontrarás más vídeos para tonificar piernas, abdomen y glúteos para preparar tu operación bikini.

  • Alternar agua fría y caliente bajo la ducha, es muy beneficioso para activar la circulación de los vasos sanguíneos y linfáticos.
  • Auto-masajes en casa con productos cosméticos drenantes. Te recomiendo el plan reductor 30 días de Skeyndor, es muy completo. Tienes un gel anticelulítico y anti agua que mezclas con un serum booster remodelante anti celulítico para hacer tu masaje drenante después de la ducha, y por la noche te pones un aceite bifásico reductor para que seguir con el tratamiento mientras duermes.