Una esterilla requiere una limpieza regular para mantenerla en buen estado durante más tiempo. Puedes preparar tu limpiador casero con ingredientes naturales:

Mezclar en una botella de spray/vaporizador (se encuentra en bazares o en Muji):

Una proporción de ¾ de agua filtrada y ¼ vinagre blanco sin alcohol
8 a 10 gotas de aceite esencial de árbol de té (Tea tree, un antiséptico, anti fúngico)
3 a 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Se puedes añadir 3 a 5 gotas de Solubol, un emulsionante natural para dilución de aceites esenciales.
Agitar y ya está listo.

Se puede usar después de cada clase de yoga, vaporizando y limpiando con un trapo de microfibra.

Las marcas de esterillas también proponen productos hechos para limpiar o lavar tu esterilla, y desodorante:
https://www.manduka.com/eu/mat-wash.html
Yoga Mat Wash

http://www.yogaye.com/yoga/accesorios-de-yoga/espray-limpia-mat-yoga.html

 

Una vez al mes o si la esterilla tiene manchas o huele mal se puede lavar con agua en la bañera o fuera en el jardín con una manguera. Según el material se puede lavar en la lavadora a 30º sin centrifugar, ni poner en la secadora, pero personalmente prefiero lavarla a mano con una esponja, agua tibia y un detergente suave o jabón de Marsella. Colgar o dejar secar en una superficie plana o colgada

Recuerdo que una esterilla es como una esponja y puede tardar hasta un día en secar, lo mejor es usar una de recambio porque una esterilla húmeda es muy deslizante.

Si sudas mucho y/o si usas una esterilla de tu centro de yoga, recomiendo que uses una toalla de esterilla de yoga en microfibra que se lava en lavadora y más fácil de transportar en tu bolsa.

Para más información, lee mi post sobre esterillas de yoga.