Mucha gente me pregunta en qué consiste un retiro de yoga por miedo de ir en un sitio remoto con chalados haciendo yoga todo el día.
El destino remoto lo eliges tu, depende si consideras el campo de la Puglia italiana más aislado que la caótica ciudad de Goa en India.
Se llama retiro en oposición a taller/workshop donde solo se proporciona el curso de yoga. En un retiro se suele dar alojamiento y comida (vegetariana) además de las clases de yoga diaria. Cada profesor y lugar organiza su programa de retiro, mira bien si prefieres empezar el yoga a las 9:30 o a las 6:30 de la mañana. Algunos hacen dos o solo una sesión al día, con meidtación, charlas, clases de cocina, salida de visita turística.

Suele ser un grupo cerrado de 15-25 personas depende del alojamiento y del profesor, con más mujeres, de 25 a 50 años.
Siempre he ido en pareja con mi marido, no es exclusivo para mujeres pero los hombres suelen estar más atraidos por las vacaciones deportivas.
En Ashtanga por ejemplo hay bastantes hombres y la gente es más joven porque el tipo de yoga es dínamico y físico.

Personalmente tengo algunos criterios a la hora de elegir un retiro
– como no es una formación sino una semana de vacaciones donde pienso relajar, el destino y las fechas son criterios importantes.

– el profesor, el idioma y el tipo de yoga. Si es un profesor de Alemania hay mucha probabilidad que puedas mejorar tu nivel de alemán durante tu semana de yoga 😉
Puede ser un estilo de yoga o varios, pero informate de qué va si no conoces el nombre (anusara, flow, power,  kundalini, integral, jivamukti, ashtanga, yin, hatha, restaurativo, etc….)
– el alojamiento puede ser sencillo en habitaciones compartidas, con baño privado o compartido, en habitaciones privadas con vista al mar o en tiendas de camapaña en el jardín. Otra vez, tu eliges
– el programa diario, por si me dará tiempo suficiente para dar un paseo y hacer unas visitas culturales o ir a la playa entre las clases.
Si cuentas con aprovechar el viaje para visitar la zona, informate sobre los medios de transporte, taxi, alquiler de moto o coche, etc. para no encontrarte colgado  una vez allí…
– las comidas, pueden servir 2 o 3 al día según el programa, casi siempre vegetariana. No te procupes, no acabarás como un conejo comiendo lechuga y zanahoras cada día, la cocina vegetariana es muy variada, completa y deliciosa si te toca un buen chef! Algunos retiros ofrecen vino y/o cervezas también.
– la comunidad yogi es sensible a la protección del medio ambiente, recuperas buenos habitos después de una semana seleccionando tu basura, evitando el plástico rellenado tu única botella de agua. No te asustes, no acabaras limpiando la cocina!

No tendrás una revelación después de un retiro de una semana de yoga pero te aseguro que te sentiras en forma, desintoxicado/a y quizas más consciente de muchas cosas que nuestra rutina acelerada nos hacer olvidar.

Disfruta las vacaciones!