Después de periodos de fiesta o para empezar una nueva estación es un buen momento para realizar un proceso de «detox».

La vuelta de vacaciones suele costar para re-adaptarse el ritmo de horario de trabajo/sueño, pasar del modo vacaciones slow & relax al modo acelerado y estresante del día a día. En mi ultimo post propongo 5 pasos para prevenir el síndrome postvacacional. Este periodo de ajuste también puede beneficiarse de un proceso de detox. No es el mismo detox que después de las comilonas de las Navidades, pero durante las vacaciones cambiamos la dieta y los horarios.

Si has viajado, quizás habrás ingerido nuevos alimentos, especias y bebido agua del grifo, o comido muchas ensaladas y productos crudos frescos que pueden provocar hinchazón, los horarios irregulares de comidas también pueden afectar la digestión y quizás como yo has disfrutado de unas cervecitas frías o vinitos más de lo normal. Has notado una digestión distinta, un cansancio al volver a la rutina, granos, estreñimiento o hinchazón?

Es el momento de hacer tu detox postvacacional eliminando las toxinas acumuladas, limpiar por dentro con un proceso depurativo y diurético, reequilibrar la aportación de vitaminas y minearles , y empezar la vuelta al colé con energía.

Mañana jueves 8 de Septiembre a las 18h animo un taller de detox Mind&Body postvacacional en Terra Veritas (Barcelona) con Judit Serra de Adictíssima. Aún queda algunas plazas, apúntate a este taller completo de 3 horas.

Te explicaremos algunas técnicas de yoga, fitness y muchas recetas para este proceso de detox.
Su propuesta de zumos diuréticos es:

  • Limón con menta y albahaca o cilantro.
  • Melón con naranja y limón.
  • Nectarina con plátano y albahaca.
  • Pepino con sandía, limón o lima y menta.

 

En un próximo post os contare mi experiencia de proceso depurativo con zumos cold-pressed de la marca Mother BCN

En mi libro ‘Mi Diario de Yoga (ed. Grijalbo) explico la importancia de cuidarse por dentro y por fuera (capítulo 12) y propongo 3 asanas que ayudan a la digestión y la limpieza interior. Con una práctica dinámica, conseguirás sudar para eliminar toxinas, y si la enfocas en las torsiones y flexiones, trabajarás la parte central abdominal para activar la digestión y la depuración. Si lo acompañas de una alimentación adecuada, verás los beneficios más rápidamente y la energía aumentará.

Ardha Matsyendrasana

Variante: Si no llegas a pasar el codo al otro lado de la rodilla, puedes abrazar la pierna.

ardha-matsyendrasana 

 

Parivrtta Parsvakonasana

Variante: Si notas que la postura es muy estable puedes probar estirar la pierna de atrás manteniendo el equilibrio.
Como en la foto de la portada del libro

parivrtta pasvakonasana

 

Apanasana

Variante: Puedes mantener la cabeza al suelo para relajar el cuello pero mantén la presion de la rodillas hacia el pecho.

apanasana

 

Extracto de el libro ‘Mi Diario de Yoga’ pág 94:

Asanas para el Detox y la digestión

Las posturas de yoga que activan la parte abdominal ayudan a activar también el sistema digestivo, masajeando los órganos y reduciendo la tensión. Los efectos de una mala di- gestión pueden ser el estreñimiento, sentirse hinchado, experimentar calambres abdominales o simplemente tener una sensación general de malestar. Practicar yoga puede mejorar los efectos de una mala digestión y ayudar en tus procesos depurativos.

Los grupos de posturas recomendados son:

  • Las flexiones hacia delante, como la pinza sentada (paschimottanasana) o la pinza de pie (uttanasana), que ejercen un profundo masaje sobre la región abdominal, mejoran- do el funcionamiento de los órganos y vísceras de la cavidad abdominal.
  • Las torsiones, que ayudan a eliminar las toxinas. Al girar el torso, los órganos internos reciben un movimiento que los comprime, masajea y purga, lo que les permite recibir una inyección de sangre fresca oxigenada. Estas posturas contribuyen a estimular y energizar el cuerpo, aumentando el metabolismo.