Además de ser el título de mi libro “Mi Diario de Yoga”, es un concepto que aprendí en la primera formación de Yoga que hice. Es un diario en el que puedes escribir de todo, es muy personal y sólo para ti, por lo que puedes escribir lo que quieras y sientas.
Yo lo hago con mi práctica y me ayuda mucho a conocerme y calmar un poco la mente.
Por eso, en mis clases de Yoga en el programa Operación Triunfo, regalé a los concursantes una libreta para que puedan llevar su propio diario de yoga.
Al principio de cada clase les hacía unas preguntas orientadoras para que puedan escribir sus pensamientos y sensaciones más íntimas. Luego, ellos decidían si compartirlos o no con el grupo (y con la audiencia de miles de personas en el canal 24h de OT en Youtube).
A partir de la Gala 8, el número de concursantes/alumnos se había reducido a la mitad y se notaba la presión del concurso y de cada Gala. Aun no habían ido a casa para Navidad y la convivencia de todos encerrados empezada a tener efectos sobre su nivel de estrés.  El ejercicio de escribir en su diario les ayudó a darse cuenta de las emociones negativas y expresarlas con palabras fue muy saludable para soltar la tensión.
Te invito a que lo pruebes, puedes utilizar mi libro “Mi Diario de Yoga” que propone un plan de 4 semanas con preguntas personales para cada día que sirven como guía en este proceso y viene con páginas en blanco pensadas exclusivamente para este fin.

 Si no tienes el libro puedes hacerlo con una libreta y hacerte preguntas como: “¿Cómo describirías las sensaciones físicas de tu práctica?”
También puedes llevar un registro diario de los minutos que has meditado y las emociones o pensamientos que han venido a perturbarte.
Así irás conociéndote y podrás soltarlos en tu libreta para estar un poco más tranquilo.