En este post comparto mi opinión y recomendaciones si estás buscando tu primera Formación de yoga (en general sería una de 200h).

Muchas personas me preguntan por las formaciones de yoga y aquí os contesto según mi opinión y experiencia personal.

1- Hazte las buenas preguntas.

¿Por qué quiero hacer una formación?

¿Para enseñar o para profundizar mi práctica y conocimientos teóricos?

En mi caso hice mi primera formación para profundizar y aprender lo que no se comentaba en clase.

¿Tengo claro que una formación es más que un curso? Porque es un compromiso moral, una inversión y una dedicación de tiempo

¿Estoy listo para ser profesor?

Si no tienes al menos 2-3 años de práctica y auto práctica regular me parece temprano pasar al siguiente paso del profesorado.

No es un tema de nivel físico de asanas, un buen gimnasta puede hacer las asanas más avanzadas sin embargo no le hace un yogui.

El yoga es un camino espiritual que se vive por dentro. Si aún no lo has vivido es difícil transmitirlo. Por eso la mayoría de los entrenadores de deporte son ex-profesionales, saben lo que supone el esfuerzo, la disciplina y la práctica/ entrenamiento regular para llegar a un resultado positivo.

Ser profesor de Yoga Xuan Lan

¿Me gusta el contacto físico con desconocidos?

Ser profesor es corregir, ajustar cuerpos, todo tipo de cuerpos, hombres, mujeres, delgados o menos delgados, guapos y menos guapos, principiantes, lesionados, sudados y que huelen. Es nuestro deber y nuestro karma. Si vas a elegir a quien corregir o no, no estás en buen camino, todos los alumnos se merecen tu atención.

Ser profesor es enseñar, transmitir un conocimiento, repetir lo mismo una y otra vez, compartir tu sabiduría con paciencia y humildad.

Piénsatelo, si tienes don de comunicación y escucha, observación y empatía tienes las buenas cualidades para este trabajo, lo disfrutarás.

2- ¿Qué formato de curso de formación?

Se han estandarizado al nivel internacional los certificados de formación con 200h, 300h y 500h, pero todas las escuelas no siguen la misma terminología.

El primer paso suele ser un curso de 200h con dos opciones:

– un mes intensivo, cuenta con 8-10h/día, es muy intenso físicamente y mentalmente porque te da toda la información de golpe, pero es una inmersión total con poca distracción y que te permite conseguirlo en “poco tiempo”

– 1 fin de semana al mes durante 8-9 meses. Te da tiempo tener vida normal, y hacer los deberes con calma, pero tarda más.

Ser profesor de Yoga Xuan Lan

3- ¿Cómo elegir la escuela?

Recibo muchas consultas en mis RRSS y es la pregunta más difícil de contestar para mí. Solo puedo hablar de las escuelas donde he hecho una formación, algún curso o donde práctico regularmente. Lo mejor es preguntar a tu profesor, ir a la reunión informativa y hacer muchas preguntas a los profesores organizadores para que te salgan de todas las dudas.

Por otro lado, es importante hacer la formación según el estilo que no practicas y que quieres enseñar. Hatha, Vinyasa, Jivamukti, Sivananda, Kundalini, etc. cada uno tiene un programa distinto.

Ser profesor de Yoga Xuan Lan

4- ¿Te parece cara una formación?

Las escuelas de yoga son privadas, no reciben ayudas públicas. El curso de formación de profesores de yoga recopila un conocimiento amplio que requiere a varios profesores y expertos para que sea completo (anatomía, filosofía, sánscrito, mitología, práctica y asanas, etc.) y cada uno prepara su contenido y corrige los deberes. Todo tiene su precio en cada disciplina. Si quieres ir a una buena universidad o escuela se debe pagar el precio de la calidad.

5- Aún no eres profesor después de una formación de 200h.

Una carrera no hace de ti un profesional. Un certificado de formación no te convierte en profesor. Como en todo necesitarás decenas de horas de práctica para sentirte cómodo dando clases, escuchando feedback, llevando la teoría a la práctica, creando conexión con tus alumnos y mejorando tu propio estilo de enseñanza. Y deberás seguir haciendo tu auto práctica, meditación, lecturas, etc. para integrar todos estos conocimientos e información en tus clases sin saturarlas tampoco. El yoga primero se vive y luego se enseña, si no tienes esta experiencia previa será muy difícil saber transmitirlo correctamente.

Ser profesor de Yoga Xuan Lan

6- Y no olvides:

Te recuerdo que siempre serás un alumno y un yogui en proceso, con una o diez formaciones. Somos mensajeros de una sabiduría ancestral, no pretendemos saberlo todo, es imposible.

Siempre deberás seguir formándote para profundizar tu camino espiritual y descubrir nuevas técnicas.

Namaste.