Cuando el arte encuentra el yoga, se crea una magia especial. Las esculturas de rostros de niñas con ojos cerrados del artista Jaume Plensa nos han invitado a una sesión de yoga meditativa y de introspección.
Los participantes vestidos de negro dejaban el protagonismo a las majestuosas esculturas blancas con forma totémica de la exposición Bosque en Blanco en la Galería Senda.

Hemos hecho una meditación con visualización usando la serenidad y paz que se desprende de estas caras tranquilas, seguida por unos saludos al sol y posturas de flexión que aydan a la introspección. Se trataba de conectar con el cuerpo escuchando la respiración y cerrando los ojos para mantener la concentración y sentir la energía del grupo en medio de las obras de arte.

Gracias a la Galeria Senda por hacerlo posible, el restaurante Xemei y Stefano por el aperitivo, a the Wonder Studio por dejarnos sus preciosas esterillas y a Rituals por las velas aromáticas que nos aportaron el sentido del olfato a esta sesión

IMG_3544